Cómo crear un menú de pedidos en línea con alimentos que viajen bien

Nelly Gonzalez
/ Abr 09, 2020

Durante la crisis de salud actual, el servicio a domicilio se ha convertido en el principal flujo de ingresos para muchos restaurantes. A medida que se realizan más esfuerzos de distanciamiento social en todo el país, es posible que las ventas de su restaurante se desvíen hacia la comida fuera del local. Tal vez incluso haya dedicado un cocinero adicional para preparar y empacar pedidos fuera de las instalaciones.

Aunque no está exento de desafíos, incluidas las tarifas por diversos servicios de entrega a terceros, los restaurantes deben adaptarse ofreciendo opciones gastronómicas fuera de las instalaciones en lugar de intentar nadar río arriba y potencialmente perder clientes que solo quieren disfrutar de su comida desde su sofá.

Por esa razón, crear un menú de pedidos en línea que sea ligeramente diferente de lo que ofrece internamente, lleno de platos rentables que viajan bien, ayuda tanto para compensar el costo de entrega como para evitar críticas negativas que dicen que un plato llegó a la mesa de un invitado en un estado indeseable.  Aquí algunos consejos sobre cómo mantener la comida de entrega con un aspecto y sabor lo más frescos posible.

Separar las salsas. La regla n. ° 1 de entrega o comida para llevar es un paquete de salsa a un lado. Evita cualquier escurrimiento y permite al cliente agregar la cantidad de salsa que desee.

Perforar contenedores con un pequeño agujero. Si está enviando comida caliente a un cliente, perfore un pequeño agujero en el recipiente para llevar, eso dejará escapar algo de vapor y evitará que los platos pierdan su textura crujiente. Una advertencia: evite hacer esto para artículos que se derramarán inmediatamente, como sopas o platos de pasta picantes.

Alimentos calientes y fríos en bolsas separadas. Mantenga los artículos fríos y calientes separados, como el sushi y la sopa de miso, especialmente cuando se trata de alimentos que pueden deteriorarse rápidamente. Si su conductor se pierde y los alimentos fríos y calientes están en contacto por más tiempo de lo esperado, puede ser una experiencia bastante desagradable para el cliente.

Incluir instrucciones de recalentamiento Ciertos alimentos se vuelven menos sabrosos casi inmediatamente después de salir de la cocina de un restaurante, pero su delicia se puede recuperar fácilmente con una recalentada rápida en un horno tostador o incluso uno o dos minutos en el microondas. Puede incluir instrucciones de recalentamiento en los recibos, una tarjeta de notas agregada al pedido o incluso como parte de su embalaje. Es una forma de mostrarles a sus clientes que se preocupa por la calidad de sus alimentos tanto para su entrega, como para llevar.

Usar contenedores con compartimentos

Si ha tenido algún problema con las quejas que dicen que la comida llegó empapada, aplastada o por debajo de lo normal, busque contenedores con compartimentos. Como son más caros, asegúrese de usarlos solo cuando reúna artículos de entrega específicos que sean mejores cuando sus elementos se mantienen separados.

No ofrezca todo en su menú

Crear un menú específico para servicio a domicilio y para llevar es importante. No es necesario que ofrezca el menú por completo, para asegurar que su comida y su marca se vean de la misma manera dentro y fuera de las instalaciones es conveniente eliminar los platillos que se dañarán irreversiblemente con el tiempo en tránsito y agregar un par de platillos que puedan trasladarse en su lugar.

Extienda su hospitalidad fuera de las instalaciones

Si eres un establecimiento de alta cocina que busca probar las aguas de la comida fuera de las instalaciones ofreciendo pedidos en línea, intenta ofrecer un pequeño menú que contenga solo los artículos que sabes que viajarán bien e invierte en detalles exclusivos como contenedores de marca y servilletas de calidad, esto ayuda a mostrar hospitalidad a los invitados de una manera creativa. Mantenga su radio de entrega lo suficientemente pequeño como para asegurarse de que su comida no esté en un automóvil (o en la parte trasera de una bicicleta) durante más de una hora. Esto evitará que se quede en la zona de peligro, entre 4 °C y 60 °C, durante un período prolongado de tiempo.

COMO SU POS PUEDE AYUDAR CON PEDIDOS EN LINEA

 1.Modificación de menú fácil. El punto de venta de su restaurante debe permitirle modificar fácilmente su menú, tanto para pedidos en el restaurante como en línea. Ya sea que esté cambiando su menú cada pocos meses, anualmente, o simplemente cuando un artículo se ha acabado, debería ser un proceso fácil en la interfaz de su punto de venta.

2. Pedidos en línea a través de su portal personalizado. Antes de la adquisición de UberEats, DiDi y otros servicios de entrega a terceros, la única forma de hacer pedidos en línea era a través de un formulario en el sitio web de un restaurante. Y ahora, en la era de todos estos sitios de terceros, es especialmente importante seguir ofreciendo entrega y envío a través de un portal personalizado. Esto le permite procesar pedidos ahorrando hasta un 30% en comisiones, sin embargo, necesitará su propio repartidor para la entrega. Aún más fácil, su sistema POS debería poder encargarse de los pedidos en línea directos para usted. Solo asegúrate de decirles a tus potenciales invitados en las redes sociales que tienes entrega y envío a través de tu portal web para que ordenen de esa manera, en lugar de a través de una aplicación.

3.Rastree todas las compras y tenga cuidado con las tendencias. En los mejores sistemas de POS, todas las recompensas y descuentos se pueden rastrear fácilmente y pueden incluir explicaciones sobre por qué ocurrieron. Si recibió alguna llamada de que un plato en particular llegó en forma menos que estelar más de una vez, y ha tenido que compilar o descontar ese plato más de una vez, esa tendencia se destacará en sus datos de POS. Luego puede actualizar cómo envía ese elemento del menú, modificar los ingredientes o la presentación y evitar que los invitados se decepcionen por el estado de su comida. Estos datos también pueden ayudarlo a crear campañas de marketing de entrega para sugerir los platos más populares. Y si su TPV mantiene datos de clientes como correos electrónicos y números de teléfono a través de recibos en línea o programas de lealtad, puede enviar cupones a cualquier cliente que no esté satisfecho con un pedido en línea para tratar de devolverlos a la puerta (virtual). Adaptarse a los pedidos en línea puede marcar una gran diferencia para su resultado final, y todo lo que se necesita es un poco de creatividad, y tal vez un miembro adicional del personal para mantener todos esos pedidos en línea funcionando sin problemas.